100 AÑOS - REVOLUCIÓN DE OCTUBRE
 

25 de Octubre. El Palacio de Invierno

La Revolucion de Octubre. La toma del Palacio de Invierno

“El 7 de noviembre de 1917 (como se sabe la diferencia de fechas se debe a que el calendario ruso no había sido reformado), destacamentos de soldados y obreros rusos asaltaron y tomaron posesión del Palacio de Invierno de San Petersburgo, residencia de los zares y capital del inmenso Imperio, iniciando el más formidable movimiento revolucionario de izquierda de la historia moderna (1)

    El poder del Estado recayó en una multitud de “soviets” (en ruso: consejos) que habían

sido espontáneamente creados desde mucho    antes por las masas populares con la participación de varios partidos y organizaciones políticas de izquierda, entre las cuales pasó a jugar un papel principal la fracción “bolchevique” del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, cuyo dirigente principal era Lenin.

La base principal del ingente movimiento -millones de personas- que desembocó en esos acontecimientos históricos giraba en tomo a la consigna “Pan, Paz y Tierra”.  Ella reflejaba el hambre que padecían las masas de pobres de las ciudades, las fábricas y los campos, el reclamo de tierras de los campesinos pobres, el cese de los sufrimientos que la guerra imponía a los soldados y a todo el pueblo.  Se creó así una situación revolucionaria radical que finalmente adoptó como metas el socialismo y el comunismo, pese a que Rusia era un país enormemente atrasado económica social y culturalmente, contra lo que habían previsto Marx y Engels.” (Massera. 80 años de la revolución de Octubre)

Guardar

7 de noviembre: la toma del Palacio de Invierno, sede del Gobierno Provisional. El 7 de noviembre (25 de octubre en el calendario juliano a la sazón en vigor), los bolcheviques toman el Palacio de Invierno, derrocando al Gobierno provisional. La toma del Palacio de Invierno fue encargada al Comité Militar Revolucionario de Petrogrado. Dos anillos concéntricos de soldados rodearían el Palacio, al mismo tiempo que se presentaba un ultimátum de rendición. De no producirse ésta, salvas de fogueo de los cañones del crucero Aurora, bajo el mando de un comité de marinos y atracado en el puerto, señalarían el comienzo del asalto al Palacio.

13:00: un grupo de marinos toma la sede del Almirantazgo y arresta a la plana mayor de la Armada.

18:30: se entrega al Estado Mayor el ultimátum de rendición, tanto del Gobierno como de las tropas.

19:10: expira el ultimátum dado. Tropas del Regimiento Pávloski toman el edificio del Estado Mayor del Ejército.

20:00-21:00: un batallón de fuerzas de asalto y un grupo numeroso de cosacos deciden rendirse y abandonar el Palacio de Invierno.

21:35: el crucero Aurora realiza un disparo de fogueo.

23:30: el Aurora descarga una treintena de proyectiles sobre el Palacio de Invierno. Poco después se lanza el asalto definitivo contra el Palacio, sin encontrar prácticamente resistencia.

A las 2 de la madrugada del 8 de noviembre, los asaltantes entran en la sala donde estaba reunido el gabinete y arresta a los ministros del Gobierno, salvo Kérenski y Prokopóvich que no se encontraban allí.

El mismo día 7 de noviembre, ante el Congreso Panruso de los Soviets de diputados obreros, campesinos y soldados, Lenin proclama el poder soviético en Rusia.

Se proclama oficialmente la disolución del Gobierno Provisional durante la inauguración del II Congreso Panruso de los Sóviets. Una minoría de mencheviques y socialrevolucionarios abandonan el Congreso en la misma jornada de inicio, constituyéndose al día siguiente como un Comité totalmente independiente. Lenin lamenta la autoexclusión de socialrevolucionarios y mencheviques, pero anuncia con firmeza que la revolución no se detendrá por ello.

1917, 8 de noviembre. El II Congreso Panruso de los Sóviets elige el Consejo (o Sóviet) de Comisarios del Pueblo (Sovnarkom), el nuevo gobierno revolucionario cuyo primer presidente será Vladimir Ilich Lenin, el líder de los bolcheviques y de la Revolución Socialista. Dicho órgano sustituye al Gobierno Provisional, disuelto el día anterior.

https://octubre1917.net/2016/11/06/historia/

Los primeros Decretos

El 24 de octubre (6 de noviembre en el calendario actual) a las 21:45 el Crucero Aurora lanzaba dos salvas desde el río Neva. Era la señal esperada para lanzarse a un combate a vida o muerte por tomar las riendas del Estado en Petrogrado. A lo largo de la madrugada y las horas de la mañana, obreros armados iban tomando los objetivos mientras que las fuerzas de Kerensky huían y se negaban a combatir. Ya pocos estaban dispuestos a defender al Gobierno. En la noche del 7 de noviembre, los obreros armados rodeaban el Palacio de Invierno y lo tomaban horas después. Los obreros contemplaban atónitos la riqueza y el lujo con el que habían vivido los zares durante años. Por primera vez en la historia, la clase obrera tomaba las riendas del Estado. Ahora faltaba extender el poder soviético a cada uno de los rincones de Rusia y vencer la feroz resistencia de los capitalistas por mantener sus privilegios. Pero ¿por donde empezar? ¿cómo se destruye una maquinaria estatal a la vez que creas otra? El día 8 de noviembre comenzaba la obra legislativa de la Gran Revolución Socialista de Octubre:

El Decreto al Mundo o Decreto sobre la Paz: Fue la primera norma del poder soviético. En él se decreta la Paz sin anexiones tal y como desea la inmensa mayoría de la clase trabajadora de cualquier país. El decreto proclama solemnemente su voluntad de firmar inmediatamente un tratado de paz que haga cesar esta guerra en las condiciones indicadas, igualmente equitativas para todos los pueblos sin excepción. También elimina las negociaciones secretas y decreta una tregua. Era la máxima prioridad en aquel momento para la clase obrera rusa y europea, acabar con una guerra en la que los obreros morían defendiendo los intereses de los capitalistas.

El Decreto de la tierra: Este decreto elimina la propiedad privada de la tierra. Las fincas de los terratenientes, al igual que todas las tierras de la Corona, los conventos, la Iglesia, con todos sus ganados y aperos, sus edificios y todas las dependencias, pasan a depender de los comités agrarios comarcales y de los Soviets de diputados campesinos de distrito. La única propiedad privada que mantiene este decreto es la tierra de los campesinos. Se crea un fondo nacional de tierra para poner a disposición de los campesinos. Se prohíbe la contratación, quien trabaja la tierra es dueño de la tierra por decirlo de alguna manera. Hasta 1993 no se volvió a restaurar la propiedad privada de la tierra.

La democracia soviética o proletaria ha nacido en Rusia.

He tenido ocasión de decir reiteradas veces: en comparación con los países adelantados, a los rusos les ha sido más fácil comenzar la gran revolución proletaria, pero les será más dificil continuarla y llevarla hasta el triunfo definitivo, en el sentido de la organización completa de la sociedad socialista.

Nos fue más fácil comenzar, en primer lugar, porque el inusual — para la Europa del siglo XX — atraso politico de la monarquía zarista originaba un empuje revolucionario de las masas de una fuerza excepcional. Segundo, porque el atraso de Rusia hizo coincidir de un modo peculiar la revolución proletaria contra la burguesía con la revolución campesina contra los terratenientes. De ahí partimos en octubre de 1917 y no hubiéramos vencido entonces con tanta facilidad de no haber partido de ahí. Ya en 1856, Marx, al referirse a Prusia, indicaba la posibilidad de una combinación peculiar de la revolución proletaria con una guerra campesina4. Los bolcheviques, desde el comienzo de 1905, abogaban por la idea de la dictadura revolucionario-democrática del proletariado y de los campesinos. Tercero, la revolución de 1905 contribuyó muchisimo a la educación política de las masas obreras y campesinas, tanto en el sentido de familiarizar a su vanguardia con la “última palabra” del socialismo en Occidente, como en el sentido de la acción revolucionaria de las masas. Sin este “ensayo general” de 1905, las revoluciones de 1917, tanto la burguesa de febrero como la proletaria de Octubre, habrían sido imposibles. Cuarto, las condiciones geográficas de Rusia le permitieron sostenerse más tiempo que otros países frente a la superioridad militar de los países capitalistas adelantados. Quinto, la actitud peculiar del proletariado ante los campesinos facilitaba la transición de la revolución burguesa a la revolución socialista, facilitaba la influencia de los proletarios de la ciudad sobre las capas semiproletarias, más pobres de los trabajadores del campo. Sexto, la larga escuela de lucha huelguistica y la experiencia del movimiento obrero de masas de Europa facilitaron el surgimiento, en una situación revolucionaria que se exacerbaba profunda y rápidamente, de una forma tan peculiar de organización revolucionaria del proletariado como son los Soviets.

Esta enumeración, claro está, no es completa. Pero, por ahora, podemos limitarnos a ella.

La democracia soviética o proletaria ha nacido en Rusia. En comparación con la Comuna de París, se ha dado el segundo paso de importancia histórica universal. La República Soviética Proletaria y Campesina ha resultado ser la primera república socialista sólida en el mundo. Esta República no puede ya morir como nuevo tipo de Estado. Esta República ya no está sola en el mundo.

Para continuar la obra de la construcción del socialismo, para llevarla a cabo, aún hace falta mucho, muchísimo. Las Repúblicas Soviéticas de los países más cultos, donde el proletariado goza de mayor peso e influencia, cuentan con todas las probabilidades de sobrepasar a Rusia, si es que emprenden el camino de la dictadura del proletariado.” (Lenin 1919 -La Tercera Internacional y su lugar en la historia)

JOHN REED relataría como nadie aquella primera revolución proletaria

Diez días que conmovieron al mundo. John Reed

El Ejercito Rojo sería decisivo en la conquista del Poder por parte de los Bolcheviques

La formación del Ejercito Rojo

Etiquetas
COMPARTIR EN:
SIN COMENTARIOS

DEJANOS TU COMENTARIO