100 AÑOS - REVOLUCIÓN DE OCTUBRE

Rusia, un gigantesco Imperio de 22 millones de km2 y unos 132 millones de habitantes en 1900.

La industrialización de la cuenca del Donetz, empresa de dimensiones colosales, hizo de Rusia, ya para 1899, la cuarta potencia en producción de hierro y acero; su red de ferrocarriles era a principios de siglo la más extensa de Europa. La producción textil, centrada en torno a Moscú, creció espectacularmente; Bakú se convirtió en el primer centro petrolero del mundo.

Crecieron igualmente, y de forma notable, las ciudades y la población urbana y con ellos, los servicios, las profesiones liberales, las Universidades, las escuelas e institutos técnicos y especializados y también, la clase obrera industrial.

La Revolución de 1905 abrió, en el mejor de los casos, una ambigua apertura.

Entre 1906 y 1914, Rusia tuvo su primera experiencia de carácter parlamentario y constitucional.

El día 26 (o 6 de mayo) se publicaron las Nuevas Leyes Fundamentales, una especie de pseudoconstitución conservadora, que reservaba amplísimos poderes a la Corona, que seguía afirmando que el “poder autocrático supremo” correspondía al “Emperador de todas las Rusias”, pero que sancionaba el sistema parlamentario -sobre la base de dos cámaras-, si bien negaba a la Duma poder legislativo y sólo le reconocía capacidad de interpelación al gobierno y para aprobar el presupuesto y vetar iniciativas gubernamentales.

Las Dumas, hubo cuatro elecciones. Abril 1906, febrero y noviembre de 1907 y noviembre de 1912.

Abril de 1906 – La prmera Duma

Resultado: los constitucional-demócratas lograron 179 de los 478 escaños; un nuevo partido socialista agrario o laborista, 111; el centro (octubristas) y la derecha, 50. Fue disuelta al cabo de dos meses a la vista de la política de confrontación seguida por los diputados de la oposición.

Junio de 1906, con la llegada al poder de Stolypin se produce un giro a la derecha.

Precisamente, fue para reconducir hacia posiciones más conservadoras un proceso político que parecía incontrolable por lo que Nicolás II encargaría a finales de junio de 1906 la jefatura del Gobierno a Peter Stolypin (1862-1911), un miembro de la pequeña nobleza terrateniente tradicionalmente vinculada a la burocracia y un hombre fuerte, frío, enérgico y autoritario, culto y buen conocedor de los temas agrarios. Puso en marcha una política a la vez autoritaria y reformista como vía hacia el desarrollo económico y la modernización gradual y controlada de Rusia

Febrero de 1907

La Segunda Duma, se compuso de 98 cadetes, 104 laboristas, 65 social-demócratas (de ellos, 18 bolcheviques) y 37 social-revolucionarios; el centro y la derecha sumaban 104 diputados.

Noviembre de 1907

Stolypin en una revisión conservadora y restrictiva de la ley electoral, materializada en la ley de 3 de junio de 1907, consuma lo que para muchos fue un verdadero golpe de Estado.

En la tercera Duma, elegida en noviembre de ese año, los octubristas (liberal-conservadores) lograron 154 escaños; la derecha, que en 1910 se uniría en la Unión Nacional Rusa, 97; la oposición, 86 (54 cadetes, 13 laboristas, 19 social-demócratas).

1911

1 de septiembre, en la ópera de Kiev es asesinado Stolypin. Fue sustituido por W. N. Kokovtsov

Comenzaron a llegar noticias alentadoras de San Petersburgo. Una huelga iniciada en los yacimientos del Lena fue bárbaramente reprimida con centenares de muertos, lo que originó un gran descontento y una huelga general.

Lenin presentía que se acercaba una ola de efervescencia revolucionaria.

Noviembre de 1912

En las elecciones a la cuarta Duma -noviembre de 1912-, la derecha volvió a avanzar (185 diputados, más 98 octubristas, por 58 cadetes, 10 laboristas, entre ellos, Kerensky, y 14 social-demócratas).

Progreso Económico y Lucha de Clases

El progreso que Rusia había experimentado durante el reinado de Nicolás II y sobre todo, entre 1905 y 1914, era impresionante. En veinte años, la población había crecido en un 40 por 100. La producción de grano (centeno, trigo, cebada) pasó de unos 36 millones de toneladas en 1895 a unos 74 millones en 1913-14. Las reservas de oro del Estado, de 648 millones de rublos (1894), a 1.604 millones (1914); los depósitos en los bancos de ahorro, de 300 millones a 2 billones, en las mismas fechas. La producción de carbón y acero se cuadruplicó y la de petróleo aumentó en un 60 por 100 en el mismo tiempo (ya quedó dicho que la producción industrial creció entre 1880 y 1913 a una tasa anual del 5,72 por 100).

Pero, existían numerosas razones para el descontento e incluso, en los años 1910-14, huelgas y conflictos resurgieron a pesar de la extraordinaria prosperidad de toda la economía rusa. De 466 huelgas y 105.100 huelguistas en 1911, se pasó a 3.574 huelgas y 1.337.458 huelguistas en 1914. 270 huelguistas murieron el 4 de abril de 1912 en choques con el ejército, durante una huelga en las minas de oro de Lena.

Guardar

Estalla la primera Guerra Mundial

Desde el 28 de julio de 1914, hasta el 11 de noviembre de 1918

Produjo más de 10 millones de bajas. Más de 60 millones de soldados europeos fueron movilizados.

En este ambiente de tensión, el 28 de junio de 1914 fue asesinado el Archiduque Francisco Fernando, sobrino del Emperador Francisco José I y heredero al trono austro-húngaro, en Sarajevo (Bosnia).

28 de julio – Austria Hungría declara la guerra a Serbia. En los próximos días ingresan a  la Guerra, Rusia, Alemania, Francia e Inglaterra.

La Primera Guerra Mundial enfrentó a dos bloques de países: los aliados que formaban la Triple Entente (Francia, Inglaterra y Rusia, a los que se unieron entre otros Bélgica, Italia, Portugal, Grecia, Serbia, Rumanía y Japón) y las potencias centrales de la Tripe Alianza (el Imperio alemán y el Imperio austrohúngaro, apoyados por Bulgaria y Turquía). En 1917 los Estados Unidos entraron en la guerra en apoyo del bando aliado.

¿Que significó la Guerra?  – Guerra de rapiña, de saqueo, imperialista,  por un nuevo reparto del mundo.

“La guerra europea, preparada durante decenios por los gobiernos y los partidos burgueses de todos los países, se ha desencadenado. El aumento de los armamentos, la exacerbación extrema de la lucha por los mercados en la época de la novísima fase, la fase imperialista, de desarrollo del capitalismo en los países avanzados y los intereses dinásticos de las monarquías mas atrasadas, las de Europa Oriental, debían conducir inevitablemente y han conducido a esta guerra. Anexionar tierras y sojuzgar naciones extranjeras, arruinar a la nación competidora, saquear sus riquezas, desviar la atención de las masas trabajadoras de las crisis políticas internas de Rusia, Alemania, Inglaterra y demás países, desunir y embaucar a los obreros con la propaganda nacionalista y exterminar su vanguardia a fin de debilitar el movimiento revolucionario del proletariado: he ahí el único contenido real, el significado y el sentido de la guerra presente.

A la socialdemocracia le incumbe, ante todo, el deber de poner al descubierto este verdadero significado de la guerra y denunciar implacablemente la mentira, los sofismas y las frases “patrióticas” propagandas por las clases dominantes, por los terratenientes y la burguesía en defensa de la guerra.

A la cabeza de un grupo de naciones beligerantes se halla la burguesía alemana, que engaña a la clase obrera y a las masas trabajadoras, asegurándoles que hacen la guerra en aras de la defensa de la Patria, de la libertad y de la cultura, en aras de la emancipación de los pueblos oprimidos por el zarismo, en aras del derrocamiento del zarismo reaccionario.” VI Lenin -28/09/1914

…………..

“A la cabeza del otro grupo de naciones beligerantes se encuentra la burguesía inglesa y francesa, que engaña a la clase obrera y a las masas trabajadoras asegurándoles que sostienen la guerra por la Patria, la libertad y la cultura contra el militarismo y el despotismo de Alemania. Mas en realidad, esta burguesía, con sus miles de millones, ha contratado y preparado hace ya tiempo para el ataque contra Alemania a las tropas del zarismo ruso, la monarquía más reaccionaria y bárbara de Europa.

En realidad la lucha de la burguesía inglesa y francesa tiene por objetivo apoderarse de las colonias alemanas y arruinar a la nación competidora, que se destaca por un desarrollo económico más rápido. Y para este noble fin, las naciones “avanzadas” y “democráticas” ayudan al zarismo salvaje a oprimir más aun a Polonia, a Ucrania, etc., a sofocar con mayor violencia todavía la revolución en Rusia.” VI Lenin -28/09/1914

Etiquetas
COMPARTIR EN:
SIN COMENTARIOS

DEJANOS TU COMENTARIO